Blog

¿Cómo es participar en un bootcamp de programación en Barcelona?

Barcelona code school

Hay algo muy satisfactorio en ir en bicicleta al trabajo cada mañana, especialmente en Barcelona. En invierno el aire es fresco pero te prepara para afrontar el día y el sol siempre brilla. Debería mencionar que por “trabajo” me refiero a mi bootcamp de programación. Entré en el bootcamp de programación de Barcelona de Ubiqum Code Academy en septiembre y, tras 4 meses aquí, realmente parece que ya esté trabajando como desarrollador en lugar de ser un estudiante.

 Aparco el bicing, recojo mi bolsa y atravieso las puertas giratorias de WeWork, esquivando a los fumadores que charlan en la entrada. Veo que las puertas del ascensor comienzan a cerrarse muy despacio, así que cruzo el hall a toda prisa mientras digo “holaaa” a la recepcionista y entro en el ascensor, donde me encuentro con dos italianos que hablan muy rápido y a un compañero con un segway. Ahora tengo que esperar hasta llegar a la séptima planta, espero no llegar tarde a mi reunión de la mañana.

code academy

Siempre me ha encantado la sensación de utilizar una tarjeta para entrar en cualquier parte, el pitido y posterior clic de la puerta abriéndose es como cruzar las Puertas de Durin. El agradable olor a café me da la bienvenida, giro a la izquierda para llegar a mi espacio de trabajo y enciendo el portátil. El ambiente desborda energía, mientras mis compañeros hablan a mi alrededor. Compruebo que mi tablón Trello esté actualizado, reviso lo que hice ayer, lo que haré hoy y preparo mentalmente lo que diré en la reunión. Hacemos esto cada mañana porque el bootcamp de programación combina la metodología Agile con el programa del curso para simular un entorno laboral real. Me dirijo rápidamente a la cocina para un chute de cafeína y vuelvo justo a tiempo para ver a mis mentores Vasil, Raül y Lluis de pie junto a mi mesa.

code academy

Echo un vistazo a mi equipo, que me transmite una sensación de determinación y perseverancia. Nuestra trayectoria hasta la fecha ha sido muy diferente y resulta increíble pensar que hemos llegado tan lejos como programadores. Mi grupo está formado por un ingeniero, un planificador urbano, un trabajador de una línea de producción y un restaurador de bellas artes, es decir, no somos un grupo de “programadores típicos”. Todos empezamos sin conocimientos de programación y 4 meses más tarde ya hemos creado una página web con HTML/CSS y nuestra propia aplicación web para móviles con JavaScript. Ahora que hemos empezado el módulo 5, la sensación de confusión ha vuelto con fuerza, y Java y el back-end me rondan la cabeza…

¿Cómo estáis todos? ¿Qué hicisteis ayer?” dice Vasil, sonriendo con una chispa amistosa en sus ojos. Siempre me pregunto cómo puede ese hombre estar tan contento siempre… Quizás sea la barba.

Vamos por turnos y van surgiendo temas, como la configuración de acceso de usuario, problemas de seguridad, mensajes de error y otras anécdotas de programación en español e inglés, hasta que, finalmente, es mi turno.

Bueno… Pues ayer creé los métodos de conexión y desconexión en el front-end utilizando JavaScript Fetch Api y el back-end para gestionar los procesos de autenticación y autorización. También añadí encriptación de contraseñas para dar más seguridad y solo activé el acceso URL para usuarios autenticados. Luego creé el HTML para los botones de conexión/desconexión. El plan para hoy es añadir la información actual de usuario al objeto de juegos JSON para que se muestre la información de jugador cuando un usuario haya iniciado sesión, y supongo que seguiré a partir de aquí…

Ayer tenías problemas con los errores de compilación, ¿conseguiste solucionarlos?” pregunta Raül cuando, de hecho, los “problemas” eran más bien una “lucha”.

“Bueno sí, solucioné el error siguiendo el ejemplo en Stack Overflow como me sugeriste. Esto solucionó el error, pero no el problema de encriptar la contraseña porque cuando revisé el back-end, la contraseña seguía apareciendo. Si alguien piratea la base de datos, la contraseña seguiría allí… Pero eliminé el mensaje de error y al final conseguí codificar la contraseña así que…” Visto bueno y una sonrisa entusiasta.

Al principio es abrumador ser tan abierto con tus compañeros acerca de tu progreso, pero es liberador y reconfortante saber que estamos juntos en esto.

Sí, Stack Overflow es un gran portal donde encontrar las respuestas que necesitas, así que buen trabajo, y si necesitas una revisión más tarde, dímelo” contesta Raül.

“¡Vale, entonces vamos a subir porque tenemos hambre!” declara contento Lluis preparado para el desayuno gratis de los lunes, cortesía de WeWork.

Salimos todos por la puerta y vamos hasta la octava planta. Lo siento por todas las personas del edificio que tienen que competir con los estudiantes hambrientos de Ubiqum, que esperan pacientemente para devorar los pequeños bocadillos que ofrecen. Y es que el desayuno se sirve por orden de llegada.

Voy a la terraza con mi minibagel de salmón y crema de queso y, mientras contemplo todos los edificios altos a través de las paredes de cristal, pienso en cómo ha cambiado mi vida durante este bootcamp de programación. Consciente de la hora que es y de todo el trabajo que tengo que hacer, vuelvo abajo, cojo un café por el camino y regreso a mi mesa. Relajo las manos, me pongo los auriculares y me acomodo para el día. Ser programador es muy divertido… ¡Cuando tu código funciona como tú quieres!

Nuestras Ciudades